Pomada protege la piel de mi bebé en la guardería

Es un reto dejar a los niños en la guardería. Yo comencé a llevar a Santi desde que tenía un año y fue una experiencia difícil lograr desprenderme de él por completo, principalmente porque sabía que nadie lo podría cuidar mejor que yo.

A los pocos meses comenzó a enfermarse constantemente y a la par a regresar rozadito, no significativamente pero sí con la piel un poco más irritada porque su dieta había cambiado debido a que se encontraba en una guardería de tiempo completo, desayunaba y comía ahí.

Y durante el proceso cuando experimentan nuevos alimentos es cuando más suelen rozarse. Y todas sabemos que cuando nuestros hijos están rozados nosotros sufrimos con ellos porque nos duele ver su piel tan delicada, además cuando está muy lastimada sufren durante cada cambio de pañal lo cual les impide descansar y dormir cómodamente.

Mi experiencia con las rozaduras de mi hijo

Yo me desvelaba con él porque la piel se le ponía roja y en ocasiones se le abría y le salía sangre, les juro que a veces me ponía a llorar de ver a mi bebé así y de no saber qué hacer para que se sintiera mejor.

Un día me recomendaron Hipoglos y la piel de mi bebé mejoró considerablemente, desde entonces comencé a enviar Hipoglos P en la pañalera de mi hijo para que se la aplicaran en cada cambio de pañal y las demás las teníamos siempre de respaldo en casa para usarlas dependiendo del tipo de rozadura. Esto te lo comparto porque yo sé lo que se siente pasar por esto con tu pequeño, porque nos desvelamos y los acompañamos cuando se sienten mal y esa es la razón por la que quiero compartir contigo para que protejas a tu bebé de las rozaduras como yo lo hacía con el mío una vez que conocí Hipoglos.

Cada pomada para necesidades específicas

A la par que descubrí la marca me di cuenta que cada pomada sirve para diferentes cosas y cuál es la ideal dependiendo de cada una de las situaciones, por esa razón te las describiré a continuación:

Hipoglos P

pomada P

De cajita amarilla y decorada con un simpático hipopótamo con sombrilla, la pomada ayuda
para proteger antes de que la rozadura aparezca. Su función es prevenir, su consistencia es
cremosa y concentrada. Se recomienda su uso en cada cambio de pañal para proteger la piel del bebé.

Hipoglos PA

pomada PA

Con una cajita azul claro y un hipopótamo bombero, sirve para cuando notamos
enrojecimiento en la piel de nuestros bebés, en áreas pequeñas o grandes. La pomada
protege y alivia la piel de tu bebé y su uso es para casos de rozaduras leves a moderadas. Calma la comezón, el ardor y dolor.

Hipoglos PAC

pomada PAC

Con una caja azul oscuro y un hipopótamo con bata de doctor, la pomada ayuda a los bebés
cuando tienen rozaduras severas. Gracias a su fórmula desinflamatoria, antiséptica y
astringente; los bebés pueden recuperarse entre cambio y cambio de pañal. Además cada
una de las pomadas se puede retirar fácilmente con algodón y agua o con toallitas húmedas que no contengan alcohol.

Todas nos preocupamos por nuestros bebés sobre todo cuando no nos encontramos con ellos y debemos tomar la difícil decisión de dejarlos a cargo de alguien más. Entre mis muchas preocupaciones, cuando compré las pomadas Hipoglos y las usaba según las rozaduras de mi hijo, éstas comenzaron a estar bajo control una vez que empecé a usar cada una de ellas en el momento adecuado. Así dejé de preocuparme por la piel de mi bebé pues sabía que cada pomada tendría la solución para proteger y aliviar la piel de mi pequeño y ayudarlo a sentirse mejor.

Para más información visita: http://bit.ly/2mKXI9d

3 Replies to “Pomada protege la piel de mi bebé en la guardería”

  1. Pobre Santi, a los 2 les tocó sufrirla intenso al principio, que bueno que encontraron algo que les sirviera y ayudara de verdad a calmar su piel.

  2. Huy si,es que es máscomplicado en la guardería pero aveces no hay de otra.
    ue buenoue encontrate una solución que tesacar ade este problemapor que una rozadura siempre es muy incómoda.

  3. Uff Danny te entiendo completamente, el hecho de dejar a los pequeños en la guardería y que regresara rozado me causaba muchas molestias, e igualmente siempre enviaba hipoglos para todos lados, un abrazo

Para mí es importante tu opinión