Película: El Jeremías, mitos y realidades

  • Director: Anwar Safa
  • Estritor: Ana Sofía Clerici
  • Protagonizada: Martín Castro, Karem Momo Ruiz, Paulo Galindo.

Cuando los padres de los niños con Altas Capacidades se enteraron de que saldría esta película las opiniones fueron encontradas. Algunos ansiosos por ver esta comedia, otros preocupados por la serie de estereotipos que suelen acompañar los programas y películas, los cuales pueden ser un lastre para esta pequeña comunidad de niños en el mundo que lucha cada día pues algunos no caben en estos parámetros de lo que la sociedad concibe como “niños sobredotados”  y buscan ser tomados en cuenta.

Mi reacción fue de curiosidad. Por primera vez tendríamos en México una película que hablaría del tema. Bien o mal, pero esto significa que el tópico a tratar ya no nos es tan indiferente en la sociedad. De antemano sabía que se trataba de una comedia –la verdad es que no esperaba mucho–, tras ver películas como Nosotros los Nobles o No se aceptan devoluciones, aclamadísimas y desde mi perspectiva aburridas; con ésta no tenía expectativa alguna.

Mi mamá por el contrario, inmersa en este mundo a fuerza al descubrir el diagnóstico que acompañaba a mi hijo, me insistió para que fuéramos. Pero claro, nosotros la vimos desde un punto de vista muy diferente (me encantaría saber la recepción del público). Todos los días compartimos la vida con un pequeño Jeremías, que a la vez en nada se parece al protagonista de esta película aunque en varias situaciones que refleja no nos resultaron tan ajenas.

La realidad

(Puede contener spoilers.)

  • El entorno.  Jeremías tiene un afán de aprender y facilidad para comprender lo que le llama la atención, pero le cuesta trabajo facilitarse esa información por varios aspectos con los que lidian muchos niños que pertenecen a esta minoría. En primer lugar carece de recursos, segundo el entorno en el que se desarrolla familiarmente no es el mejor (intelectualmente hablando). Y tercero, vive por demás en un pueblo donde el acceso a la información y atención es limitado, sin embargo él busca la forma de que se le evalúe para despejar sus dudas de si es o no sobredotado.
  • El bullying. No es verdad que todos los niños con estas capacidades sufran de acoso escolar, algunos son sociables y muy adaptables al entorno. Pero como en todo, está esa otra parte que no se adapta y que los demás niños perciben como diferente, sin saberlo se dan cuenta que el compañerito tiene algo distinto, ya sea en cómo se desempeña o habla. Lo cual en ocasiones desencadena en acoso.
  • Los maestros. No siempre, pero sin duda se han dado casos de maestros que al enterarse que sus alumnos tienen altas capacidades deciden cargarlos con más trabajo, preguntarles cosas que posiblemente no sepan o al no tener formación en el tema esperen que sean como los niños que vemos en los medios que hacen sumas exorbitantes y que recitan todos los elementos de la tabla periódica, entre otras cosas.
  • El diagnostico. Es curioso que se le retrate a la familia de Jeremías como personas que ignoran muchas cosas. Les puedo asegurar que desde un principio cuando como padre te enfrentas al diagnostico de que su hijo o hija es sobredotado, no es fácil de asimilar. Una psicóloga especialista en el tema nos platicaba que se vive un proceso similar al duelo, entre tanto pasamos por una fase de negación y otra en la que nos sentimos rebasados y sumamente desorientados y en ese momento necesitamos que alguien nos dé una mano y nos diga la realidad a la que se enfrentan estos niños y niñas en nuestro país, porque entre tanta información nuestros pies se despegan del piso primero de orgullo y después de desilusión, cuando ni la Secretaria de Educación te escucha. Así que por mucho que sepas o ignores, no es un proceso fácil de asimilar en ninguna familia.
  • El negocio. Como mencionaba, en estos casos lo lógico es recurrir a especialistas, creemos que como padres nos daríamos cuenta de las capacidades de nuestros niños, pero no siempre es así. De alguna manera ante un inminente sentimiento de culpa buscamos a alguien que sepa, que se dedique a comprender y ayudar a estos niños. En México hay centros disfrazados de ayuda para estos pequeños que no son más que un negocio, se aprovechan de la desinformación y desesperación de los padres. Créanme que no se necesita ser inculto o ignorante para caer en estos sitios, sino estar realmente desesperado y haber pasado todos los puntos anteriores para llegar a un lugar así.

Los mitos

  • No todos aprenden solos. Es verdad que algunos aprenden observado, pero realmente dentro de los mismos niños con estas capacidades pocos son los que tienen esta habilidad, de aprender viendo o con poco contacto con algo.
  • Autismo. La genialidad no está ligada al autismo, como lo asegura uno de los personajes. Sí hay personas con esta condición que por demás son sobredotados, estas personas se les conoce por tener doble excepcionalidad es decir al contar con ambos diagnósticos.
  • La evaluación. Hay varios aspectos a tomar en cuenta cuando se diagnostica a un niño o niña con altas capacidades, el CI es una evaluación que mide sólo una parte de la capacidad del niño, pero no es un todo. Hay muchas más pruebas y maneras de observar las habilidades de estos niños. Y el tener un CI igual o superior a Einstein no nos dice realmente que el niño o la niña tenga la capacidad de pensar como él, porque son individuos distintos y circunstancias diferentes. Incluso hay personajes famosos con CI menor a 160 que han logrado grandes cosas, así como personas con coeficiente superior a 200 que no han descubierto nada.

El niño superdotado no es más que un niño, pero superdotado.

Jean Ch. Terrasier (1994).

Vemos a Jeremías en una búsqueda de sí mismo, de saber quién es y a dónde va. Su familia tiene altas expectativas sobre él, lo cual le agrega un peso a su miedo de no querer ser como ellos. Es crítico y en algunas ocasiones impertinente. Y aunque quiere tener la oportunidad de aprovechar todo su potencial, sus vivencias lo llevarán a un proceso de aceptación en lugar de uno de desarrollo.

Como en toda película tiene sus toques de fantasía es llevadera y divertida, pero no deja de ser un libreto desde mi perspectiva rudimentario y en ocasiones plagado de clichés. Para ser la primera película sobre el tema que nos ha arrojado el cine mexicano me parece que abarca sólo una pequeña parte de lo que realmente sucede, pero toca puntos esenciales. Aún como padres de estos niños y como sociedad responsable nos queda mucho por recorrer para crear conciencia y buscar apoyo para los menos afortunados que pertenecen a este grupo y que por desgracia debido a varios factores  es poca la información y ayuda que se le otorga a las familias y a los pequeños en nuestro país.

Jeremías descubre que hasta los niños que tienen más recursos para desarrollar su talento, tampoco tienen claro lo que quieren ser pero sí lo que sus padres quieren que sean. El mensaje principal de toda la película es que ante todo diagnostico Jeremías es simplemente un niño y tiene que buscar su camino y no presionarse por ser como las personas que se han erigido como los genios universales.

Estudié Letras Iberoamericanas y soy mamá de Santiago. Desde la Ciudad de México, comparto mis experiencias, consejos y preocupaciones en Anidando en Casa.

2 Replies to “Película: El Jeremías, mitos y realidades”

  1. criandocreando dice: Responder

    Muy interesante, es importante conocer de este tema, por que estoy segura de que hay muchos nenes de alta capacidad etiquetados como problematicos en las escuelas y desperdiciando talento, ya ves como el compañero de Frida que te conté.

    1. Así es, en ocasiones se sienten raros y diferentes a los demás y no saben el por qué. Quizá muchos nunca se enteren que lo son en su vida.

Para mí es importante tu opinión